Piso vinílico de cemento quemado: ¿cómo combinarlo con tu decoración?

Piso vinílico de cemento quemado: ¿cómo combinarlo con tu decoración?

Preferido en la decoración, el cemento quemado ya no se limita solamente al piso. Ahora es posible encontrarlo en paredes, mesas y pilares, asumiendo una apariencia industrial en ambientes residenciales.

Versátil y barato, el revestimiento fue usado durante mucho tiempo en las residencias brasileñas, y ahora está volviendo no solo como una opción más en cuenta, sino también como una tendencia de diseño usada tanto para proyectos con una propuesta más rústica como en una decoración más contemporánea.

Su color mezclado y neutro funciona bien con diferentes materiales, texturas y estilos, y permite que abuses de la creatividad y apuestes en objetos coloreados e inusitados sin dejar el ambiente cargado.

Pensando en eso, Tarkett separó algunos consejos de decoración con cemento quemado para dejar tu casa más elegante con este tipo de revestimiento, y sin perder la comodidad. Mira:

Piso vinílico de cemento quemado

Sí, es eso mismo lo que leíste. Tarkett tiene una línea de pisos vinílicos que simula fielmente el estándar del cemento quemado.

Los tonos de cemento quemado de la Línea Ambienta® Stone  varían entre el gris oscuro, como Dark Porcelain, y el gris más claro, como Beige Porcelain.

Pisos vinílicos de madera

Para ti que decidiste usar el cemento quemado en las paredes, ¿qué tal apostar en pisos vinílicos de madera? ¡La frialdad del cemento quemado con la comodidad de la madera es la combinación perfecta!

Porque los colores de la madera traen la sensación de comodidad, creando una mezcla entre los estilos industrial y natural. Además de esto, los tonos de madera, además de calentar, también traen vivacidad a cualquier espacio.

Prueba combinar el cemento quemado de las paredes con los tonos de madera de la Línea Ambienta® Series.

 MosaicoComponer las estampas de mosaico con el cemento quemado es una opción que fluye muy bien.

Por ser un acabado neutro, el cemento quemado permite explotar los colores y formatos vintage de los mosaicos sin dejar la decoración saturada.

Aplicando el cemento quemado en las paredes y las estampas de mosaico en el piso, el resultado es una composición divertida y llena de personalidad.

Mira los pisos Sintra y Sevilha, de la Línea Ambienta® Design , y enamórate de las estampas de mosaico.

Todo gris

Si eres amante del color gris, puedes combinar la pared de cemento quemado con el piso en el mismo tono, sin preocupación. Dale un vistazo a los pisos de Línea Ambienta® Stone, con tonos de gris súper modernos, ideales para componer ambientes creativos y llenos de estilo.

Cemento quemado coloreado

Para quien ama la textura del cemento quemado y no desiste de un color, apuesta en el uso de los pisos vinílicos de cemento quemado coloreado.

Es posible añadir colores al revestimiento. Para esto, es necesario adicionar pigmentos a base de óxido de hierro, polvo de mármol o polvo de granito.

En este caso, dale preferencia a un piso más sobrio, como las estampas de madera de los pisos vinílicos de la Línea Essence®.

 Como viste, el cemento quemado es una opción versátil que puede combinar con diferentes gustos y estilos de decoración. ¿Qué tal apostar en esta tendencia en tu próxima reforma?

¿Te gustó el artículo? ¡Sigue nuestro blog y sigue a Tarkett en las redes sociales para ver más consejos como estos!

Deja un comentario